Consejos para ayudarte a respirar mucho mejor cuando corres

Consejos para ayudarte a respirar mejor cuando corres

Cuando estás corriendo, tu respiración es de suma importancia. Cuando realiza actividades extenuantes (como correr), sus músculos y pulmones necesitan trabajar más de lo habitual. La calidad de su respiración puede ser un indicador de su nivel de condición física. Si está trabajando demasiado, puede experimentar dificultad para respirar, náuseas, opresión en el pecho y sibilancias.

Para ayudar a mejorar su respiración y, en consecuencia, su carrera, pruebe estas técnicas simples pero efectivas.

1. Practica la respiración estomacal

La respiración abdominal profunda (también conocida como respiración estomacal) fortalece los músculos de su sistema respiratorio y le permite obtener más aire. Esto, a su vez, le permite usar el oxígeno de manera más eficiente, evitar la tensión en los hombros y mantener el cuerpo relajado. Aquí está cómo hacerlo:

  • Acuéstese sobre su espalda.
  • Respira por la nariz y llena tu estómago de aire.
  • Empuje su diafragma hacia abajo a medida que su estómago se expande.
  • Exhale lentamente (que sea más largo que su inhalación).
  • Repita este proceso durante 3-5 minutos al día.

3. Mejora tu postura al correr.

Para ayudarte a respirar con facilidad cuando corres, mantén una buena postura y mantén la cabeza alineada con la columna. No estire el cuello hacia adelante y mantenga el hombro relajado, alejado de las orejas.

4. Practica la respiración rítmica.

Respirar en un patrón rítmico le permite inhalar más oxígeno y reduce la tensión en su cuerpo. La respiración rítmica, también conocida como respiración cadencial, indica la cantidad de pasos que das al inhalar y exhalar. Para la mayoría de los corredores, existe una tendencia natural a tener el mismo número de pisadas para cada inhalación y exhalación. Inhalas cada 2 pasos y luego exhalas cada 2 pasos. La mejor manera es concentrarse en un patrón de respiración que le permita alternar un lado con el otro lado. Puede hacer un patrón 3: 2 en el que inhala después de 3 pasos y luego exhala después de 2 pasos. Si corre rápido, puede probar el patrón 2:1 en el que inhala durante 2 pasos y exhala durante un solo paso.

5. Sepa cuándo correr.

Ciertos tipos de clima pueden hacer que los síntomas del asma se recrudezcan. Si el clima exterior no es propicio para correr, mejor ve al gimnasio. En gimnasios con aire acondicionado como LA fitness prácticamente puedes correr en cualquier momento del día o cualquier día del año.

6. Trate de inhalar y exhalar por la boca y la nariz.

Respirar solo por la boca puede desencadenar un efecto de hiperventilación. Por otro lado, cuando respira solo por la nariz, no obtendrá suficiente oxígeno. La solución: respirar por la nariz y la boca. Si lo hace, lo ayudará a mantener una respiración constante y, al mismo tiempo, alentará a su cuerpo a activar su diafragma para que pueda tomar la máxima cantidad de oxígeno mientras expulsa rápidamente el dióxido de carbono.

7. Calienta tu sistema respiratorio

Alrededor del 70 % de los corredores tienen puntos de sutura en los costados cuando corren, especialmente para los corredores nuevos. Ocurre cuando el músculo en el diafragma está acalambrado. Lo más probable es que la respiración inadecuada sea la causa de los puntos de sutura en los costados. Para evitar este problema, debes calentar tu diafragma practicando la respiración abdominal profunda. A medida que mantiene lentamente su ritmo respiratorio, puede aumentar gradualmente su velocidad para permitir que los músculos del diafragma se ajusten a una respiración rápida o más fuerte.

Para aprender más sobre cómo puedes mejorar tu respiración cuando corres, mira este video:

Respiración adecuada mientras corres

Categoría Destacados