¿Se beneficiará de los tratamientos de reducción de grasa?

Así que has pasado mucho tiempo en BodyPlex o las Gimnasio Powerhouse para perder algunos kilos, recortar algo de grasa corporal y tener un mejor físico. Ha estado trabajando duro y haciendo todo lo posible para lograr sus excelentes resultados. Pero no importa qué tan buena sea su dieta y cuán regulares sean sus entrenamientos, todavía existe la posibilidad de que tenga un obstáculo en su viaje de acondicionamiento físico.

Algunas personas experimentan esto en forma de meseta cuando parece que no pueden progresar después de alcanzar cierto nivel. Estos períodos son muy frustrantes e incluso pueden hacer que algunas personas se caigan por completo del vagón. Pierden la motivación y el impulso, lo que hace que también pierdan todas sus mejoras. Sin embargo, las mesetas pueden manejarse ajustando su entrenamiento, para que su cuerpo pueda ser desafiado y forzado nuevamente de la mejor manera posible.

En otros casos, tienen ganas de perder los últimos kilos o aplanar la última zona flácida de sus cuerpos para una eternidad. Cuando ya está cerca de su forma o peso objetivo, puede volverse más frustrante si no está sucediendo lo suficientemente rápido. Ya has llegado tan lejos, ¿cómo es que el último empujón parece ser más desafiante?

El caso es que, en este punto, su cuerpo no está funcionando de la misma manera que hace 20 libras o más. Como ya ha perdido mucho peso, su cuerpo también será un poco más resistente a perder más. Como resultado, debe trabajar un poco más y crear más déficit calórico para perder más peso.

Otra forma posible de lidiar con los últimos montículos de grasa de los que desea deshacerse con ansias es mediante tratamientos de reducción de grasa no quirúrgicos. Estos procedimientos están diseñados para derretir la grasa utilizando diferentes tipos de tecnología sin abrirte para que puedas lograr los resultados deseados con menos frustración.

¿Qué son los tratamientos de reducción de grasa no quirúrgicos y si debe probarlos?

Entre las cosas que nos ha aportado la tecnología hoy en día está la opción de deshacernos de los depósitos de grasa sin tener que eliminarlos físicamente. A través de la reducción de grasa no quirúrgica, puede lidiar con pequeñas cantidades de grasa sin tener que abrirse y sacar los tejidos adiposos debajo de la piel y los músculos.

Básicamente, un tratamiento de reducción de grasa es un método para destruir las células grasas. Utilizan diferentes tipos de tecnología para enviar ondas sonoras, calor o temperaturas de congelación para destruir las células grasas que están causando la apariencia flácida del cuerpo. Estas células luego se eliminan como desechos, se eliminan por completo de su sistema en el lapso de unos pocos meses.

Un gran atractivo de estos procedimientos es el hecho de que tienen resultados permanentes. Como el cuerpo solo tiene un número fijo de células grasas, ser capaz de destruir algunas de ellas significa que tiene menos células grasas que se puedan expandir. Con un amplio mantenimiento, puede mantener su figura con su ayuda.

Y dado que estos procedimientos no son invasivos, son excelentes opciones para aquellos que están en un viaje de acondicionamiento físico y quieren darse un buen impulso para finalmente alcanzar su forma ideal. Estos tratamientos pueden ayudar a enfocarse en áreas problemáticas que no necesariamente puede hacer con dieta y ejercicio. Pueden aplanar y tonificar varias partes flácidas del cuerpo para que pueda adoptar la forma deseada con mayor facilidad.

La naturaleza no invasiva de estos procedimientos también los hace ideales para personas muy activas. En comparación con la liposucción, la mayoría de estos tratamientos no tienen un tiempo de inactividad. Es posible que algunos necesiten que se mantenga alejado del sol o que evite la exposición a productos químicos durante unos días o una semana, pero eso es todo. Hay tratamientos que ni siquiera necesitarán que altere su horario de manera significativa y aún le permitirán hacer ejercicio después de la sesión.

¿Se considera hacer trampa para obtener un procedimiento de reducción de grasa no invasivo?

Como alguien que debe haber pasado mucho tiempo en el gimnasio o haber tomado varias clases de acondicionamiento físico para ponerse en buena forma, puede parecer que recibir un tratamiento de reducción de grasa es una trampa. Puede parecer una salida fácil para lograr sus objetivos de acondicionamiento físico, por lo que es comprensible que algunas personas tengan reparos al respecto.

Para ser muy honesto, la respuesta a esta pregunta depende de usted. En realidad, nadie dijo que solo hay que hacer ejercicio, hacer dieta y dormir mejor para estar en plena forma. Si cree que se beneficiará de lo que la tecnología tiene para ofrecer, ¿por qué no intentarlo? Si tu salud mental ya está sufriendo por tu lucha con tus últimos kilos o las últimas áreas flácidas, ¿por qué no te das un empujón fácil y agradable para lidiar con tus preocupaciones?

Categoría Destacados